jueves, 15 de noviembre de 2012

Rutina



Me cansa despertar cada mañana
para volver a empezar un nuevo día
y tener que nombrarlo nuevo
cuando no hay nada nuevo que nombrar.

Desayunar lo mismo que desayuné ayer,
ver el mismo canal otra vez,
y observar que, a mi alrededor,
todo sigue tal y como lo dejé.

Me aburre despertar cada mañana
para darme cuenta que sigo viva
y saber que aún respiro
cuando lo que quiero es seguir dormida.

Escuchar la misma música,
leer los mismos libros,
tener la misma pareja,
fumar los mismos cigarrillos,
vivir en la misma ciudad.

Me desespera encontrar cada mañana
la misma imagen en el espejo,
no necesito un infierno,
si éste es rutina,
él y yo hace tiempo que nos conocemos.

diciembre 2008

6 comentarios:

Plebeyo Sir dijo...

pues hay que romper los reflejos

Anónimo dijo...

tapar todos los espejos,
alejar las alternativas
de otros reflejos...?

guillermo elt dijo...

Bueno, espero que desde 2008 a hoy día, hayas cambiado, al menos, un poquitico de idea... ;)

Besibrazos.

40añera dijo...

Pues nada rompamos esa rutina siempre se puede

Un besote

Oski dijo...

En ocasiones así es, todo parece igual y nada cambia, pero supongo que siempre hay pequeñas cosas que marcan la diferencia y que nos permiten seguir sonriendo.

Alguien me dijo una vez que si metes un gato en un horno no se convierte en pan, sigue siendo un gato, hay que aprender a aceptar y transformar.

Las rutinas, como las estadísticas, se hicieron para romperse.


Towanda dijo...

Por muy rutinario que parezca todo, creo que siempre hay algo diferente; se trata de buscarlo.

Un beso.