miércoles, 17 de noviembre de 2010

21


Yo te preguntaba:
¿qué quieres?
Tu me respondías:
¡todo!
Y cada mañana,
brillantes los ojos
e incierto el futuro,
todo lo que había en mí,
todo,
era solamente tuyo.


6 comentarios:

40añera dijo...

Que bonito! ser capaz de ofrecerlo todo es un gran acto de amor
Besos

guillermo elt dijo...

A pesar de ese futuro incierto, darse así, eso es ser gran persona.

Besicos.

Jadeth dijo...

no se si tienes que ver con ser grande o que, solo se que si vale la pena te lanzas! :)

*Pilpintu* dijo...

Y a veces aunque no valga la pena.. porque lo que importa es ese momento es lanzarte incondicionalmente, aún a riesgo de arrepentirse... o mejor, sabiendo que pase lo que pase no te arrepentirás :D

Genial volver a leerte! :D

Jadeth dijo...

gracias Pil^^
sin mirar atrás!!!

Carlos dijo...

En ese momento todo tiene sentido :)