miércoles, 27 de mayo de 2009

6


Miro, una vez más, dentro de mi cuerpo,

como siempre busco algo que no encuentro;

se resbala sútilmente entre los dedos
cuando logro, por fin, en mis manos sostenerlo;

escurridizo como una suave gota de agua
entre rendijas por las que no quepo se escapa.


3 comentarios:

Julio dijo...

Suena como el esquivo arcoiris entre el indice y el pulgar del que habla Cortazar. Yo tambien lo busco sin encontrarlo.

Kutuzov dijo...

Me ha gustado, este verso alargado, este ritmo frenado con acentos separados entre sí...
Y tiene múltiples resonacias, que es lo que hay que pedir a la poesía. Música, resonancia, como aquí.

Jadeth dijo...

Julio, lo siento pero (muy a mi pesar) no me he leído Rayuela, porque el arcoiris es de esa novela, no?

Kutuzov me ha parecido interesante tu página y voy a empezar a leer tu novela ^^

Gracias a los dos por las críticas y espero que sigais paseando por mi blog :)