lunes, 4 de mayo de 2009

1


A lo lejos se oyen las sirenas

de una vida acabada;

de cerca se oye el susurro

de una puerta que se abre,

todavía hay esperanza....


2 comentarios:

Angelical dijo...

Los sonidos que despiertan a la vida siempre son más fuertes que los que necen de la muerte. La vida también desgarra gritos a través de sus puertas abiertas.
Gracias por pasarte por mi blog.

Jadeth dijo...

Hay tantos matices en cada momento que vivimos....

de nada, lo llevo haciendo en la oscuridad hace tiempo ;)