lunes, 18 de agosto de 2014


-A dónde van las palabras ya usadas? preguntó la niña abriendo sus grandes ojos. Siempre que tenía curiosidad abría los ojos.
-Dicen que se las lleva el viento, contestó su madre sin darle mucha importancia. Estaba muy ocupada preparando la comida y solo podía pensar en que le iba a faltar tiempo para ir a la peluquería esa tarde. La niña miró por la ventana y empezó a rascarse la mejilla.
-No me lo creo, si así fuera el cielo estaría lleno de historias y yo solo veo nubes.
Dibujó una mueca en su cara y pensó que los adultos nunca descansaban.
-Claro, cariño... te pongo la tele? Van a empezar tus dibujos favoritos.


4 comentarios:

Ninivé dijo...

Porque no es el viento, sino el cometa de las palabras. Su trayectoria a traves del tiempo, o del espacio, nunca lo supe bien, hace que al pasar junto a la Tierra recoja las palabras perdidas y las conserve hasta que vuelve a pasar. Entonces algunas de ellas, sobre todo las antiguas, sienten nostalgia y se dejan caer sobre nosotros.
No todas consiguen llegar, pero las que si vuelven a ser usadas y el ciclo continua :)

Una versión que guardo de pequeñín

Jadeth dijo...

Vaya! a la niña le hubiera encantado esta respuesta! a veces los padres no dejan soñar pero siempre existirá el extraño que aparece y te cuenta una historia increíble que nunca olvidarás.

:)gracias por tu explicación.

Belsan dijo...

Mas discrepo. Las nubes están llenas de historias. Eso de que están hechas de gotas de agua es todo mentira.

40añera dijo...

Que pena que los adultos estemos tan ausentes que nos perdamos esos maravillosos razonamientos infantiles

Besotes corazón