domingo, 3 de enero de 2010

Pesadillas

Eran demasiadas las noches
que no se atrevía a conciliar el sueño
pues sabía que sus peores pesadillas
estaban esperándola, sedientas de
fantasías y anhelos ocultos,
robándole la vida con sus palabras.
Y había otras noches, escasas y
terroríficas, en las que las pesadillas
la obligaban a dormir tomando
forma real, escapando así del mundo
onírico para perseguirla sin descanso
devorando a su paso toda luz y cordura.

Duerme, niña, no hay presente
y el mañana ha sido devorado
por las garras del pasado
que, una y otra vez, arañan
tus entrañas.

Extraído del libro de Cantos de la Torre de Hielo

5 comentarios:

Dors-seldon dijo...

¿Y si lo que te da miedo es despertar?

Feliz año a ti también Jadeth :) Y espero que hayas tenido una buenas navidades a pesar de la falta de esas reuniones familiares ;) .

Onminayas dijo...

Un relato ciertamente turbador: me estremeció.

Besos, Jadeth.

AdR dijo...

Las pesadillas dan para mucho, para muchas palabras e historias. Para mí una de las mejores horas y oportunidades de narrar es justo cuando me voy a la cama sin libreta ni pilot :)

Besos

Migueloski dijo...

Odio las pesadillas!!

don vito dijo...

hola , bello texto, gracias por compartirlo, te enconctré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer, es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen día, besos